La menopausia es una etapa más en la vida de cualquier mujer. Su llegada representa una serie de cambios hormonales en el cuerpo. Se trata de un proceso natural y como tal hay que afrontarlo, desterrando los mitos que la rodean y viviéndolo con total normalidad.

Hay que recordar que la menopausia es un acontecimiento progresivo y largo de adaptación en donde el cuerpo sufrirá de cambios nunca antes experimentados.

¿Qué es la menopausia?

Se entiende por menopausia al cese de la menstruación. Suele aparecer en la mayoría de los casos alrededor de los 50 años, aunque su espectro puede darse desde los 48 años hasta los 54 años de vida. A partir de esta edad, la mujer comenzará a perder de forma progresiva su función ovárica. Cuando la menopausia aparece antes de los 45 años, la llamamos menopausia precoz, en este caso es importante que acudas a tu ginecólogo para que te los consejos oportunos

La pérdida de la función ovárica trae como consecuencia una baja producción de las hormonas femeninas de los estrógenos y la progesterona. No obstante, se debe destacar que esta pérdida no se dará de manera brusca, sino que más bien la mujer atraviesa por una serie de diferentes etapas antes de la culminación del proceso.

Etapas de la menopausia

  1. Premenopausia (comprende al intervalo de entre 2 a 8 años que precede a la menopausia).
  2. Climaterio (periodo entre la premenopausia y la posmenopausia).
  3. Posmenopausia (desde el 1er a los 6 después de la menopausia).

Síntomas de la menopausia

Hay que aclarar que los síntomas y la intensidad de los mismos son distintos en cada mujer, y hay mujeres que tienen una buena calidad de vida durante esta etapa y otras que padecen más sus consecuencias.

Los síntomas de la menopausia son incómodos para muchas mujeres y, puesto que con ellos se afronta a cambios que afectan la rutina diaria de sus vidas. Entre los síntomas más predominantes en la mayoría de los casos se encuentran los sofocos, la sequedad vaginal y la disminución del libido.

Los síntomas e intensidad de los mismos varían en función de cada mujer.

Otros síntomas son los sudores nocturnos, así como el aumento de peso, ansiedad, insomnio, cambios de humor, flacidez en la piel. En menor grado pero con probabilidad de presentarse están el estrés, irritabilidad fatiga, sequedad ocular y hasta pérdida de autoestima y depresión.

Alguno de estos síntomas puede llegar disminuir la calidad de vida de la mujer severamente.

¿Qué hago para aliviar los síntomas?

Existen diversos tratamientos para minimizar la sintomatología propia de la menopausia que aplicamos en el Hospital Reina Sofía de Córdoba, pero antes de aplicarlos es necesario determinar en cuál etapa de la menopausia se está y la sintomatología específica que se está padeciendo. Además es importante destacar que los tratamientos son asignados en función a las necesidades de cada mujer.

menopausia

Para el alivio de los síntomas y enfermedades asociadas más comunes lo mejor será:

  • Visitar al ginecólogo periódicamente. Estas revisiones ayudarán a detectar el riesgo de enfermedades, y las mamografías y citologías a prevenir complicaciones futuras.
  • No fumar: Una fumadora será más propensa a sufrir ciertas patologías, mucho más si entra en una etapa de desbalance hormonal como lo es la menopausia.
  • Los compuestos farmacéuticos que llevan Isoflavonas (sojas), te ayudan a aliviar los síntomas leves de la menopausia, sobre todos los sofocos.
  • Recibir la Terapia Hormonal Sustitutiva (THS): Te puede ayudar a mejorar tu calidad de vida en el caso de sufrir de síntomas severos (sofocos o sudores que te obligan a suspender la activodad que estas realizando). En un números considerable de mujeres también mejora los síntomas depresivos, la ansiedad y el insomnio. Funciona sustituyendo los estrógenos que los ovarios dejarán de producir en esta etapa.
  • Para la atrofia y sequedad vaginal la aplicación local de cremas que contienen derivados del estrógeno suelen ir muy bien y mejoran las realciones sexuales.

Las enfermedades más frecuentes en la menopausia

La menopausia es un periodo asociado con enfermedades cardiovasculares, cáncer de mama y osteoporosis. Por lo que la prevención de estas debe iniciar desde mucho antes de su llegada.

Lo principal es tener una dieta equilibrada y sana, donde deben ser evitadas las grasas y la sal.

También para la prevención de la osteoporosis se recomienda la práctica del ejercicio físico regular sobre todo el caminar y asegurarse una ingesta de Vitamina D adecuada, tomando suplementos o 10 minutos diarios de sol sin cremas protectoras . Tu médico en función de tus factores de riesgo, te reconmendará realizarte una densitometría ósea para conocer el grado exacto de descalcificación de tus huesos. También es importante dejar de fumar y consumir alcohol en grandes cantidades.

Menopausia comida sana

Por igual, muchas mujeres tienden a sentirse desanimadas en este tiempo, por lo que lo mejor es que expresen sus inquietudes con sus familiares, amigos o con su médico.

¿Qué hago si tengo pérdidas de orina al reír, estornudar y toser?

La pérdida de la flexibilidad muscular y su consecuente debilitamiento de la vejiga, es otra de las consecuencias de la menopausia. Pero, existen muchos productos absorbentes para alejar la humedad, y también están los ejercicios de Kegel para el fortalecimiento de los músculos pélvicos.

Los ejercicios de Kegel sirven para fortalecer los músculos del suelo pélvico, son sencillos y los puedes colocar en práctica al contraer y relajar estos en series de 5 minutos.

Para que estos ejercicios sean realmente eficaces debes ponerte en manos de un fisoterapeuta especializado en suelo pélvico.

La medicina ha avanzado mucho en los últimos años y existen tratamientos realizados tanto con ácido hialurónico como con láser, cuyo objetivo es mejorar ciertas molestias propias de la menopausia como pueden ser la sequedad vaginal y la dispareunia (dolor en las relaciones sexuales). La utilidad del láser en la incontinencia leve de orina es controvertida por lo que debes informarte bien.

Afrontar esta etapa con normalidad

La menopausia es una etapa más de la vida y como tal hay que vivirla. Es importante tener unos hábitos de vida saludables a lo largo de la vida para llegar a la madurez en forma.

Realizar ejercicio físico de forma continuada y moderada, dejar hábitos tóxicos y tener una alimentación equilibrada rica el calcio son algunas de las recomendaciones que nos van a ayudar en esta etapa.

Para terminar queremos volver a resaltar la importancia que en esta etapa tienen las revisiones ginecológicas periódicas, ya que se trata de una etapa en la que aumenta el riesgo de padecer procesos oncológicos.

Por último lo importante no es darle años a la vida, sino calidad a los años de vida.

Dr. Jose Eduardo Arjona

Author Dr. Jose Eduardo Arjona

Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Córdoba. Atención ginecológica integral. Especialista en ginecología y obstetricia.

More posts by Dr. Jose Eduardo Arjona

Leave a Reply